Gran Sabana no postal

Mi madre siempre dice que vivo "en el fin del mundo". Yo vivo en la Gran Sabana, en el sureste extremo de Venezuela, en un sitio tan distante
y tan distinto que hasta se me ocurrió quedarme a vivir. Los invito a conocer esa Sabana que experimento en mi cotianidad: la Gran Sabana no postal.

miércoles, 27 de enero de 2016

QEPD la Poza Paují

El lunes 18 de enero, cuando regresábamos a Santa Elena, Tewarhi, mi marido, quien creció en El Paují y, siendo niño se lanzaba a la poza incluso pedaleando su bicicleta, detuvo el carro al pasar el puente. Descendió de prisa, cruzó a zancadas sobre las piedras más grandes de la antigua piscina natural, súbitamente convertida en lodazal y, ya casi llegando al pequeño salto que alimenta el lago, me pidió que le tomara una foto en el sitio en donde retozó su infancia. Un oasis a punto de ser desierto. Fotografía: Morelia Morillo

En El Paují, ya nadie puede dudar de si la minería es destructiva o no.

La Poza Paují, la olla de aguas ocres, burbujeantes y cristalinas ubicada al lado derecho del puente que lleva a la comunidad, dejó de existir. Que en Paz Descanse (QEPD). Ya no está más o al menos ya no es ni la sombra de la antes, de la de siempre. Aunque, tal vez, si los milagros existen, las lluvias torrenciales, las que vengan tras el sopor del verano prolongado, logren salvarla.

El Paují es una comunidad ubicada a 80 kilómetros de granza de Santa Elena de Uairén, la capital del municipio Gran Sabana en el sureste distante de Venezuela.

Es una población en la que conviven indígenas pemón, algunos pocos de los citadinos que soñaron en este sitio un mundo mejor y donde algunos pocos son conuqueros, otros artesanos, otros apicultores, otros pequeños empresarios del turismo, otros comerciantes y ahora muchos son mineros, venezolanos, extranjeros, indígenas, no indígenas, cada vez más son mineros.

En algún instante de la década que corre, las máquinas mineras comenzaron a perforar la capa, en las nacientes del río; primero una, después la otra; quienes denunciaban dejaron de hacerlo, por las amenazas; poco a poco, aumentaron los tambores de combustible cuyo suministro está absolutamente controlado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), como parte de la estrategia para limitar la actividad minera en la zona que es la Cuenca Alta del Caroní, el río que produce al menos el 70% de la electricidad del país.

En febrero de 2013, en Urimán, en lo más profundo de la Sabana, un grupo de indígenas pemón detuvo a los efectivos militares que se encargaban de cerrar los campamentos mineros ilegales y, a cambio de ellos, el grupo consiguió que los ministros que se movilizaron hasta acá, civiles y militares, les permitieran, sólo a los indígenas, continuar sacando oro y diamantes, siempre y cuando lo hicieran sin maquinarias, lejos de los ríos y reforestaran los espacios afectados.

Ese mismo año, en abril de 2013, el capitán general del sector Sector VII-Ikabarú, Juan Gabriel González recibió el Título colectivo del hábitat y tierra de los pueblos indígenas de parte de la Comisión Nacional de Demarcación del Hábitat y Tierras de los Pueblos y Comunidades Indígenas, un documento que, según González, faculta a los pueblos ancestrales y a sus autoridades autóctonas a ser garantes y administradores de su territorio.

Comienza 2016, en la Sabana, como en buena parte del país y del continente, sufrimos la falta de agua, pagamos hasta Bs. 20 000 por un cisterna y sobre la Poza Paují apenas caen unos pocos chorros de agua turbia; está casi seca, rellena por la arena que van dispersando las máquinas en su búsqueda desesperada de oro; es un lodazal marrón en donde encalló media caja de botellas y latas de cerveza.

Una amiga, quien creció en las cercanías de El Paují, volvió al pueblo después de varios años de ausencia. "Y se me ahogó el grito, lo recuerdo y me dan ganas de llorar porque mi mamá lavaba la ropa en la poza, mientras nos bañábamos".

En la escuela del pueblo no pudieron atenderla. Los maestros y la directiva estaban reunidos para discutir sobre la falta de personal, de agua y de electricidad.

Cientos de docentes del municipio han renunciado para ir a la mina u ocuparse en cualquier otro oficio que les permita sobrevivir. Los habitantes de El Paují comenzaron a padecer las deficiencias en el suministro de agua desde mediados de 2015, desde que las fallas en el manejo del acueducto, la sequía y la sedimentación que ha causado la minería en los ríos principales se juntaron.

El lunes 18 de enero, cuando regresábamos a Santa Elena, Tewarhi, mi marido, quien creció en El Paují y, siendo niño se lanzaba a la poza incluso pedaleando su bicicleta, detuvo el carro al pasar el puente.

Descendió de prisa, cruzó a zancadas sobre las piedras más grandes de la antigua piscina natural, súbitamente convertida en lodazal y, ya casi llegando al pequeño salto que alimenta el lago, me pidió que le tomara una foto en el sitio en donde retozó su infancia. Un oasis a punto de ser desierto.


Arriba, sobre la calzada de granza roja, encendida como un tizón, varios niños transpiraban el esfuerzo del camino, sin poder ni siquiera refrescarse en el río. 

17 comentarios:

Emiliano Urdaneta dijo...

Dato curioso.

Hace un par de años, cuando tuve una breve oportunidad de establecerme en el Paují, tuve una conversación con cierto personaje, de nacionalidad española, y que es dueño (o lo era, en ese momento) de unas maquinarias que se usaban para la mina en esa comunidad. Cuando yo lo confronté acerca de la actividad minera, que en ese momento era ilegal para todos, él se defendió diciendo que ese era "el único futuro viable" para el sector. Y curiosamente, una muchacha indígena, que yo concocía hace años, salió a defenderlo con una pasión como si me hubiese metido con sus ancestros.... Yo espero que a estas alturas estñen entendiendo las consecuencias de lo que están haciendo, y de todos los otros sectores, tanto de la vida cotidiana, como de la económica, estarán sufriendo y empeorarán por la visión de que "el dinero es lo único importante".
Ojalá los chamos que viven allá tuviesen la oportunidad de subirse al árbol de allá al fondo y lanzarse a lo que era el lado hondo de la poza. De hacerlo ahorita, bueno....

Ramon Rivera dijo...

Querido Emiliano,por alusiones o por el interés, que despierta este articulo de Morelia, te diré, que todo lo que publicas es falso.Como falsa es la idea que tu y los que son como tu ofrecéis del Pauji.
En primer lugar decirte que, personajes del Pauji son y han sido,... Marcos,Angel Sanchez,Los Catires,Yusmely, Otho....Personajes que se han dedicado toda su vida a la minería,compra de oro y diamantes y trafico de combustible.Personajes, que el resto de los mal llamados Ecologistas,les habéis consentido extorsionar a toda una población indígena y Criolla durante años, mirando hacia otro lado.Enseñando a todos durante años, que aquí vale todo.(Morelia, el problema de la minería,no empieza con la entrega de las tierras a la Comunidad Indígena, ahí es cuando explota.El problema viene desde mucho antes, pero parece ser que esa parte de la historia no hos gusta contarla.Pero para eso estoy yo)
Yo nunca tuve maquinas.Yo no tengo ni puta idea de mineria.Aunque muchos me echaron esa paja,y muchas mas, por denunciar la corrupción en El Pauji.
Recuerdo muy bien aquella discusión en la Bodega de Joseito, mi querido Emiliano.Y tambien recuerdo como Francia salio en mi defensa.
Pero lo que yo te dije no tiene nada que ver con la simpleza que tu acabas de exponer.Lo que yo te dije,fue que, si a los habitantes del Pauji no les llega la plata,si no hay turismo,si no hay siembras,si no hay ingresos....la gente tiene que sobrevivir.Te lo dije y te lo digo.El hecho mas palpable, de lo que te dije, lo tienes hoy en dia.Todos los jóvenes criollos, que viven en el Pauji, viven de la minería.Los ecologistas que viven en El Pauji, se rebuscan con la minería.
A no ser, que estés metido en la mafia del Consejo Comunal y te robes toda la plata de los proyectos productivos, que eran la única solución junto con el turismo, para no vivir de la minería.Pero a esos tambien los encubristeis.Y permitisteis que se robaran todos los reales para los proyectos alternativos a la minería.
Cada uno ve lo que le interesa ver.Desde luego, lo que esta pasando en El Pauji,no es desde hace cinco años.Es desde hace treinta.Y mientras la codicia,la maldad,la extorsión,la ignorancia,sigan campando a sus anchas,todo empeorara.Como flor que se va marchitando.
Estas son las consecuencias, de la política que durante años, se ha implantado en el Pauji con el consentimiento de todos aquellos, que hoy se rasgan las vestiduras por el desastre ecológico, pero nunca se preocuparon del desastre humano.
Hipócritas.

Luis Miguel Bibiano dijo...

Lo único que puedo comentar es que esto en.llena de tristeza !!!

Unknown dijo...

que lamentable todo esto , un hermoso pueblo el que conocí junto a mi familia y compartimos con unos amigos inolvidables, me entristece lo que èstà sucediendo , la falta de sentido de pertenencia y el daño ecológico , humano.Desconocía toda ésta realidad de éste lugar mágico.

Morelia Morillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Morelia Morillo dijo...

Ramón,

Gracias por leer y comunicarte. Lo único que te puedo decir es que yo si celebré y aún celebro el hecho de que a los pemón del Sector VII se les otorgara su titularidad. Desafortunadamente, por negligencia de las autoridades nacionales, regionales y municipales, ese hecho se convirtió en un punto de quiebre, no en el comienzo, pero si en un punto de quiebre en la explotación minera en Gran Sabana. Y te cuento: el oro no se ha convertido en calidad de vida ni para los pemón ni para los no indígenas. En la mayoría de los casos, las comunidades que han migrado a la minería sufren ya no de pobreza sino de marginalidad y quienes no participamos de la minería debemos sobrevivir con los precios, usos y valores de un entorno minero.

Anónimo dijo...

Morelia yo se de las consecuencias que ha traido la mineria sin control. Pero por que no denunciais a los que se robaron los reales para crear alternativas a la mineria?
Tu no has vivido esto, pero aun recuerdo a los niños pemones cargando tobos de agua durante cinco km, por que parabalizaban la bomba del pueblo, diciendo que se habia estropeado, pero era para verder el gasoil a la mineria.
Tambien recuerdo a esos pemones andando en fila a casa de Marcos para comprar una lata de gasolina a precios astronomicos para poder tener luz en casa. Y era este mismo Marcos el que tenia la planta del pueblo clausurada para verder el gasoil de esta a la mineria.
Tu eso no lo has vivido no? Tampoco habras vivido como Carmen Raquel, de familia minera y cuñada del famoso Marcos, era miembro de las mujeres del agua.Pero curiosamente solo denunciaban las minas de la competencia minera.
Tampoco denunciais a los compradores de oro y diamante, instalados por decadas, en el pueblo.
Todo esto Morelia ha pasado y sigue pasando en el Pauji.Pero por alguna extraña razon no os atreveis a denunciarlo.
Sera por que es mas facil inculpar a los pemones, que a las mafias locales?
La verdad solo tiene un camino.
Y hasta que mo lo recorrais, El Pauji seguira autodestruyendose.

Morelia Morillo dijo...

Ramón,

El trabajo de hacer denuncias tan puntuales le corresponde a esa comunidad, de la cual tú también formaste parte es decir también tenías la potestad para denunciar, pues sólo los vecinos pueden conocer de aspecto tan propios de la vida comunitaria.

Pero la Poza Pauji sí que me atañe, como ser humano, como periodista, como habitante de la Sabana, desde cualquier punto de vista me afecta. En todo caso, fíjate que interesante esta experiencia periodística mediante la cual la propia gente y no sólo yo como periodista va dejando al descubierto sus verdades para así, entre todos dejar ver la verdad. Saludos,

Anónimo dijo...

En eso solo tengo palabras de agradecimiento hacia tu profesion.Gracias a ti, tenemos este espacio libre, para expresar cada uno nuestra verdad. Solo falta un paso mas....que nos pongamos de acuerdo.
Por mi parte, decirte que yo como miembro de esa comunidad, ya denuncie. Y por ello, fuy el primer y unico habitante del Pauji en ser nombrado "Persona Non Grata" y denunciado a Extranjeria.
Espero que algun dia, tu como periodista, puedas tener un trofeo como el que yo tengo.
Un abrazo para ti y para la famili.

Morelia Morillo dijo...

Ramón,

Esperemos que puedas regresar siendo Persona Grata. Saludos...

Anónimo dijo...

Eso no depende de mi. Si no de vuestro estado de evolucion. Ojala !!!!

Anónimo dijo...

Leo con intensa tristeza tu publicación sobre todo en estas épocas donde la naturaleza nos pasa factura con cambios importantes en el clima que afectan la vida de todos los que aun vivimos en esta otrora tierra de gracias, apagones, escases de agua y recursos viene justamente por la falta de control del estado, ausencia de conciencia ambiental y mucha dosis de ambición donde unos pocos ponen en jaque el ecosistema, que dolor ver morir un cuerpo de agua por tan malsanas almas.

Solo nos detendremos cuando el último árbol caiga, el último ríos drene sus aguas, tal como en la película animada del Lorax, “a menos que”….

Rafael Bortot dijo...

Es una tragedia para el país que toda esa región sea destruida por la actividad minera sin control

Rafael Bortot dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Todo forma parte de nuestra integridad, en Diciembre del 2015 visite el Amazonas, Horas y dias rio arriba, conocimos a nuestro motorista auxiliares de cocinas. -HE! el amazonas unos de mis viajes Soñados!! el lago Leopoldo / Paraka Wachoi, experiencia inovidable por los paisajes y por la siguiente Anecdota, Lleve ropas y juguetes para donar. Pero Tito me dice, Gracias! los dare pero en la mayoria de comunidades no podremos bajarnos, ellos no le gustan los criollos, -Bueno! pense sus razones tendran! pero hemos hecho algo mal, y compartiendo con un auxiliar cuenta que ya no visitan a puerto samariapo y hasta la ciudad puerto ayacucho xq no consiguen HArina Pan, Ni arroz y hemos vuelto a nuestras costubre de la yuca ¡Como nuestros ancestros! y le preguntamos -Viviste en la cuidad? nos dice -Si, pero una vez me embriague tomando cerveceza y casi me parten la cabeza con una botella y no volvi jamas, la ciudad me hace portar de una forma que no me gusta. Entre otras cosas el tema de la mineria y "piedras de valor monetario" el dice muchas de las comunidades que vieron rechazan la mineria dicen que es de gente mala las cosas modernas no hacen bien a nuestro hogar "se refiere a la Selva" todos ellos hasta yo podiamos quedarnos y extraer de las entrañas de la tierra lo que las personas codician. Pero ellos y yo decidimos no hacerlo, nos parecen mas valiosos los grillos, arboles y todas esas cosas que no podemos construir, a ellos los proteje sus selvas, sus rios y su integridad, ellos valen mas que las piedras trasnparentes, Ellos Eligieron, defienden y practican CUIDAR la casa ¿Enviadiable verdad? Nuestra accion, como escribir un bloq, CREAR y PRACTICAR conciencia, EL pauji el sitio donde van hacer un poco hermitaños, el sitio sin tiempo. Muack! Gracias por tu bloqg ahora sabre mas de mi tierra en voz amiga :*

Morelia Morillo dijo...

Anónimo,

Gracias a ti por leer mi trabajo, por comentar y compartir esa maravillosa experiencia.

Anónimo dijo...

Es una lástima que el caos, esté llegando a lugares donde había algo de armonía con la naturaleza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...