Gran Sabana no postal

Mi madre siempre dice que vivo "en el fin del mundo". Yo vivo en la Gran Sabana, en el sureste extremo de Venezuela, en un sitio tan distante
y tan distinto que hasta se me ocurrió quedarme a vivir. Los invito a conocer esa Sabana que experimento en mi cotianidad: la Gran Sabana no postal.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Muerto en vida

A falta de clasificados, buenas son las paredes (Fotografía de Morelia Morillo).


Sin proponérselo, el encantador de animales, dos taxistas y el conductor de un camión de gas experimentaron la resurrección.

Por separado, cada uno tuvo su instante estelar.

En algún momento, se dijo que uno de ellos había muerto y, como no era cierto, uno a uno estos hombres volvieron a la vida, a las calles de Santa Elena de Uairen, en el sureste extremo de Venezuela,  ante la mirada incrédula de algunos y aterrorizada de aquellos que creyeron ver un fantasma.

En la capital del municipio Gran Sabana se cumple al pie de la letra aquello de “pueblo pequeño infierno grande” y las más reconocidas teorías sobre el rumor. La llaman “Santa Lengua de Uairen”.

Acá apenas llegan unas pocas docenas de periódicos, tarde y sin certeza, y las dos emisoras locales llenan sus espacios con productores independientes.

Estos productores de radio pagan su hora y, con el patrocinio de algunos comerciantes, hacen lo que pueden por informar acerca de lo que recogen en su cotidianidad, sin más pauta que el ir calle arriba y calle abajo.

Además, la señal de TV sólo es captada –pago mediante- a través del cable o satélite y la Internet, aunque tiende a mejorar, aún es un derecho que reservado a un puñado de centros de conexión y a algunos pocos afortunados.

Pero no sólo los secreteos inspirados en los affaire sobre decomisos pesados, extramatrimoniales o de cualquier otro tipo se riegan como la espiga. Es lo fúnebre lo que enciende los cuchicheos. En este pueblo pequeño, el rumor mata, al día siguiente entierra y luego resucita a sus víctimas.

Del encantador de bestias -no sólo de perros, también de monos, serpientes, hurones y loros- se dijo que había perecido en la vía que conecta a Puerto la Cruz con Cumaná, en el oriente del país y su hijo estuvo a punto de caer tendido, en el patio del Liceo “Nicolás Meza”, al conocer la noticia.

Del segundo taxistas se comentó que se había estrellado contra la defensa del puente del río Kukekán, cuando en realidad el infortunio lo sufrió uno de sus primos al volante de un vehículo similar. Un ex compañero de escuela saltó al toparse con un desconocido a través de la ventanilla de la urna.

Del conductor del camión de gas se rumoró que había volcado a la altura de Tumeremo, otro de los pueblos del sur, con el carro cargado.

Ocurrió la semana pasada. Buena parte del pueblo lloró por el hombre, por los cilindros, por su contenido. “Imagínate, yo tenía dos bombonas en ese camión y con lo caras y difíciles de conseguir que se han puesto”, escuché. Horas más tarde, chofer celebraba la vida en la licorería de La Planta, vía Brasil.

Del primer taxista se dijo que había sufrido un accidente en la carretera de El Paují, a 80 kilómetros de Santa Elena. Cuando llegó a su casa se encontró con varios amigos. Todos lo recibieron bañados en lágrimas.

Eso fue hace un par de años. Cada vez que se lo consigue en la calle, el responsable de aquel rumor –plenamente identificado-  le grita “Epa, muerto en vida” y al resucitado no lo queda más que reírse.

12 comentarios:

Elena dijo...

Morelia definitivamente es totalmente cierto, pueblo chiquito infierno grande.... y eso de resucitar muertos lo viviste hace unos años con Tewi... Excelente articulo, me gusto lo de Santa Lengua de Uairen... je je

lascronicasdelafrontera.blogspot.com dijo...

Gracias tía, por ser nuestra tía y nuestra lectora. Acá te extrañamos mucho en Santa Lengua. Pues te tengo una misión: comparte este y todos los textos que te gusten a través del FB.

Carlos Hernandez/El Guanche dijo...

Morelia, muy adecuado el nombre de Santa Lengua de Uairen, yo que naci en un pueblo chiquito (ahora es un poquito mas grande) se bien de que se trata el poder del rumor. Las noticias vuelan a una velocidad,que no las para nadie, y los rumores ciertos o no, tambien. Una vez me freno un carro cerca, pero sin gran aspaviento, cuando estaba haciendo un mandado para mi mama, y cuando llegue a mi casa, mi mama me formo un alboroto porque "casi me matan" en la calle. Y no habia pasado ni media hora, y en esa epoca, no habia celular, no habia mensajes de texto, ni facebook ni nada. Pura lengua.

Morelia Morillo dijo...

Hola Carlos, gracias por leer y por la anécdota. Qué bueno seguir en contacto...Saludos.

Penélope dijo...

Ja ja ja, esta buenisimo, cierto, totalmente y me rio porque yo misma he sido victima de la lengua de algunos pero peor aun, una vez a alguien se le ocurrio la idea de llamar por telefono a la compañia donde trabajaba en puerto ordaz, a dar la notificacion de mi lamentable fallecimiento en un accidente en la sabana, por logica se volvio una consternacion colectiva en puerto ordaz y en aquella epoca no habia celulares en santa lengua y pocos telefonos cantv, dure mas o menos unas ocho horas muerta hasta que Eduardo Cortez se entero y fue rapidamente a ubicar mi cuerpo, pero me encontro viva!

Morelia Morillo dijo...

Gracias por leer Penélope y agregar anécdotas a este archivo sabanero...

Yarelis Torres dijo...

Hola Morelia, esta muy bueno tu blog me encanto, espero que sigas escribiendo porque aun quedan muchas cosas por escribir de santa elena, o mejor dicho Santa Lengua de Uairen jejeje,y si es un pueblo chico infierno grande, y eso de que la fente dice que vivimos en el fin del mundo lo que no saben que es el mejor sito, el mas bello, y aun tranquilo dento de lo que cabe. saludos.. :D

Morelia Morillo dijo...

Hola Yarelis,

Gracias por leer y corroborar la versión plasmada en la crónica con parte de tu experiencia.

Anónimo dijo...

hola buenas tardes morelia definitivamente me parece absurdo que todavía sigas viviendo aquí porque de la manera que te expresas de el pueblo de Santa Elena de Uairen es tan deprimente que el que te escuche o lea tu blog no pensaría visitar esta hermosa tierra.pienso que deberías tomar tu tiempo para hablar de otras cosas mas interesantes y si quieres hacer un poco chistoso ¿porque no hablar de otros anécdotas mas bonitos? que hay muchos! ademas pienso que lo de pueblo chico infierno grande se aplica en todas partes.... saludos espero que te sirva de algo mi critica constructiva

Angel dijo...

Hola buenas noches señora Morelia Morillo tengo diez años viviendo en Santa Elena de Uairen y a mi parecer todo lo que dice no tiene sentido,no se por que se expresa así de este pueblo!! Me imagino que usted esta aquí de paso solamente y va de regreso a su ciudad de origen, que ni siquiera la nombra y prefiere estar allá donde seguramente reina la inseguridad y el hampa hace lo que le da gana y hay que andar con ojos por todos lados para no ser victima de ellos!!!! Esperare su respuesta y que hable de su ciudad que a lo mejor es un paraíso aun no descubierto y donde solo usted a estado. Hasta luego buenas noches.

tuna pachi dijo...

Hola sra Morillo,que triste es ver tus comentarios de criticas destructivas! y ver que no aprovechas tu gran talento en ayudar y buscar soluciones a todo lo que planteas y dar opciones y recomendaciones positivas. pero me pregunto si eres venezolana o no? para que escribas cosas garrafales, es mejor que te regreses al paraíso o cuidad de donde vienes... Gracias!

Morelia Morillo dijo...

Para Ángel y Tuna Pachi,

Como diría el amigo Ramón López, "se les respeta su derecho a opinar". Yo simplemente escribo desde mis observaciones, que no pueden ser las de ustedes.

De cualquier forma, los invito a leer y a revisar también los comentarios de mis lectorees. Muchos de ellos son tan sabaneros como ustedes y, sin embargo, absolutamente identificados con los contenidos de este espacio.

Gracias por leer,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...